Curso Microdosis Tehuantepec Nov. 2014

Ansioliticos, flora intestinal y Microdosis

Ya hemos mencionado del efecto nocivo de los antibióticos comunes sobre la flora intestinal y los efectos colaterales que esto provoca. Pero no sólo son los antibióticos, también los ansiolíticos como el diazepam y la familia que termina en "pam".

Pues resulta que algunos problemas neurológicos y mentales se mejoran notablemente simplemente al mejorar la flora intestinal con probióticos; no será así en todas las personas, pero vale la pena intentar en algo tan barato y que no produce efectos colaterales además de que es capaz de mejorar otros problemas de salud simultáneamente.

Recordando además que el uso de antibióticos y ansiolíticos en forma de Microdosis no altera la flora intestinal.

"En nuestra especie, también se han observado vínculos entre dolencias gastrointestinales y patologías psiquiátricas como el autismo, la ansiedad o la depresión.

Ya se han realizado estudios en humanos en los que se compara la microbiota de personas sanas con la de otras que tienen cierta enfermedad y se ha visto que modificando el ecosistema intestinal o sus funciones se pueden reducir los estados de ansiedad.

Ya hay algún ensayo clínico con probióticos para tratar la depresión que mejora los síntomas, pero son resultados que se tienen que confirmar. "

Fuente:
http://elpais.com/elpais/2016/05/20/ciencia/1463758597_456201.html

Aspecto económico Microdosis

Otra de las grandes ventajas de la Microdosis es el costo tan bajo con el que es posible prepararlas; puede ser de mil a quince mil veces menos que el costo normal de un medicamento, vegetal o 
químico.

Quien ya las utiliza, puede dar fe de esto.

"El gasto de la población en salud pasó de 48% en 2010 a 44.7% en 2014"

Hay que tratar el origen de la enfermedad.....

Para que las Microdosis funcionen se requiere también que se corrija el origen del padecimiento y con la principal causa de muerte en México (enfermedades cardiovasculares) y también en todo el mundo es muy común encontrar desórdenes alimenticios.

Aquí una guía rápida de alimentos buenos (que ya casi todos la sabemos pero aun así no los comemos):