Curso Microdosis Tehuantepec Nov. 2014

Acerca de la tuberculosis y algo más....

Durante este fin de semana estuve leyendo un libro muy interesante del periodista regiomontano Diego Enrique Osorno acerca de uno de los problemas más graves que tenemos en México que es la guerra contra el narco que ha iniciado este gobierno desde 2006. En cuatro años, llevamos 30 mil muertos en esta lucha sanguinaria, desde mi punto de vista sin ningún beneficio, por lo menos para la sociedad en general, definitivamente si ha habido beneficiados pero no ha sido el pueblo.

El autor en cuestión menciona de manera muy interesante que conforme a la información proporcionada por el IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información), en México se han presentado alrededor de 30 mil muertes por tuberculosis en los últimos años; aquí hay que considerar que hay numerosos comentarios, incluso de organismos internacionales, en donde la información que México le envía a la OMS no ha coincidido durante muchos años con la que nos informan aquí en México, una enfermedad que durante muchos años nos han dicho que sólo ocurre en países extremadamente pobres del continente africano y asiático, por lo menos eso nos han hecho creer.

Al comparar estas cifras con las muertes por la guerra contra el narco en México, pues resulta obvio como nos siguen manipulando los medios de comunicación. Todo esto surgió porque hace apenas dos semanas estuve trabajando en el envío semanal de plantas medicinales en donde el turno fue para el plátano el cual tiene la propiedad principal de curar la tuberculosis.

Como sabemos la tuberculosis es mortal si no se atiende oportunamente, y en teoría en países como el nuestro no es un peligro por la gran cantidad de antibióticos aplicables a dicha enfermedad, sin embargo, como podemos ver si es un asunto de seguridad nacional.

En otros términos, esto significa que tenemos la misma probabilidad en México de morir de tuberculosis que por el narco; y que se muere más gente en México de hambre que por esta guerra contra el narco, y que sólo hay dos opciones: o se ha ocultado la verdadera gravedad de la tuberculosis en México y de la gran pobreza que existe en nuestro país o nos han estado asustando durante 4 años con esta guerra para hacer parecer que a pesar de todo, el Gobierno sigue teniendo el control en nuestro país.

Es difícil medir así números al vacío, para entender un poco habría que considerar que en 2008 hubo en México 538,288 defunciones, la primer causa de muerte en ese año fue la diabetes con 75, 572 muertes y la segunda causa fueron las enfermedades isquémicas del corazón con 59,579 muertes. Destacan en décima posición las muertes por violencia (homicidios) con 13,900 muertes y en doceava la desnutrición calórica proteica (o sea hambre) 8,310 personas; los suicidios ocupan el número 19 en mortandad con 4,668 casos en ese año. Consideremos que aquí estamos hablando de muertes en un solo año, mientras que las referentes a la tuberculosis y al narco son en un periodo de 4 años. Entonces., si consideramos de igual manera cuatro años para la desnutrición, estaríamos hablando de 36 mil muertes.

Lejos de querer hacer alguna recomendación o crítica al sistema, sigo creyendo que la única manera de estar tranquilos y seguir siendo libres es estudiando y no dejarnos guiar por un sistema económico, político y social que ha dejado de funcionar en nuestro país desde hace muchos años si es que en algún momento funcionó. El área que nos toca y a la que tenemos acceso es la de las plantas medicinales, en donde ya comentamos la utilidad del plátano para tratar la tuberculosis.

Agua destilada?

Ya hemos comentado que para preparar Microdosis, así como todos los concentrados (tinturas, bases y extractos), utilizamos siempre agua sin cloro. Esto significa agua embotellada que se vende en el comercio como agua pura.

No utilizamos agua mineral ni agua destilada ni agua obtenida de algún filtro de casa. Mi abuelo era muy claro en esto y tenía sus razones las cuales exponemos ahora.

Hemos visto en nuestra experiencia que varias personas que preparan Microdosis lo hacen utilizando agua destilada y esto pudiera provocar que no funcionen.

El agua destilada es el agua más pura, es decir, H2O. El agua que consumimos generalmente tiene diversos minerales que modifican las propiedades químicas y físicas del agua.

Dentro de estas propiedades físicas, la que más nos interesa es la referente a la conductividad. El agua necesita minerales como calcio, magnesio y flúor para que la conductividad eléctrica se efectúe adecuadamente.

Recordemos que el vehículo que utilizamos para preparar Microdosis es en su mayor parte agua, y que este vehículo es el encargado de enviar una señal al cerebro quien dirigirá la orden de curación a la parte afectada del organismo al tomar dos gotas de la Microdosis.

Al utilizar agua destilada en la preparación de Microdosis estamos alterando la conductividad, y con esto la transmisión de información al cerebro.

Con el auge de aguas embotelladas han surgido una gran cantidad de variantes, agua sin sodio, agua ligera, etc. hay que tratar de conseguir un agua pura normal, un agua equivalente a la que estuviéramos obteniendo en un manantial limpio.

Esperemos que con esto quede aclarada la razón del porque no utilizar agua destilada para preparar Microdosis o algún concentrado.