Curso Microdosis Tehuantepec Nov. 2014

Mecanismo de acción de la Microdosis


Después de leer tanto acerca de las Microdosis, no se han preguntado, y cómo es que funcionan mejor que la medicina normal?

La respuesta es muy simple, es un impulso que se le envía al cerebro para que se encargue de arreglar lo que el cuerpo tiene dañado, por ellos las dosis son tan pequeñas, casi todo el trabajo lo realiza nuestro propio cuerpo.

Les muestro lo escrito por mi abuelo en su libro Microdosis 2002:

El trabajo de Microdosis lo presentamos por primera vez en el año de 1982 en el Congreso Internacional de Medicina Tradicional, en Cuernavaca Morelos, donde llegó a ser necesario implementar talleres en la sede para sostener charlas con Promotores de Salud quienes necesitaban precisamente eso, un método inocuo, curativo, fácil y al alcance de todos.

Un factor que resultó fundamental para nuestros trabajos fue el hacer la siguiente hipótesis acerca del mecanismo de acción de las gotas: teníamos varios enfermos con taquicardia, insuficiencia y arritmia en los cuales estaba indicada la digitalización, les administramos Digital en microdosis, (equivalente a 12.000 veces menos fármaco que la dosis utilizada en alopatía) y respondieron favorablemente a los pocos segundos, esto lo comprobamos en un fisiógrafo: al tiempo que mejoraban signos y síntomas, el trazo eléctrico se regularizaba. No podía ser sino una respuesta por vía nerviosa, la maestra Dora Martínez y yo elaboramos la siguiente hipótesis: “El mecanismo de acción es vía hipotálamo y cerebro a vías curativas cerebro glandulares“.

Algunos años más tarde, en el Hospital Infantil de Santiago de Cuba a un Neurofisiólogo y una Farmacóloga les pareció correcta nuestra hipótesis. Para comprobarla se administró a cuarenta adultos sanos, -divididos en cuatro grupos de diez- al primero, dos gotas de agua, al 2o. dos gotas de vehículo (alcohol con agua al 33%), al 3º dos gotas de fenobarbital inyectable y al 4º dos gotas de Microdosis de fenobarbital, los trazos obtenidos ratificaban los hechos: el correspondiente a Microdosis fue el más notable en un tiempo de diez segundos, luego, en menor intensidad, el fenobarbital inyectable, después el vehículo y por último el del agua. En términos generales se comprobó y detalló el mecanismo de acción seguido por las gotas en determinado tiempo, es decir, se ratificó la hipótesis.

Un hecho que ha ocasionado polémica y desviaciones, en ocasiones peligrosas (por las dosis excesivas), es desconocer la dosis que recomendamos y optar por otra dosis, ya sea debido a la influencia de la medicina Galénica o de la Homeopatía. En el primer caso, se consideró que no podían otorgarnos crédito frente al galenismo y utilizaron las tinturas hasta dosis tóxicas con la correspondiente iatrogenia y en el segundo, en el de la homeopatía, se diluyeron las dosis hasta hacerlas ineficaces. Otras más, juntando varios fármacos en un frasco.

No hay comentarios: